Sildenafilo, la sustancia detrás del Viagra ¿Se requiere receta médica?

0
504
Sildenafilo

El sildenafilo es un fármaco utilizado para tratar la disfunción eréctil y comercialmente es conocido como Viagra.

Su efecto tiene una duración de 6 horas y requiere de prescripción médica para adquirirse de manera legal.

El sildenafilo surge como resultado de la búsqueda de los laboratorios Pfizer por encontrar un fármaco que ayudara a controlar la angina de pecho y la hipertensión arterial.

Durante las primeras fases de investigación, se observo un efecto colateral interesante; inducia erecciones del pene.

Estudios posteriores confirmaron este efecto y Pfizer decide patentarlo en 1996.

En marzo de 1998 recibe la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) y de esta manera se convierte en la primera pastilla para tratar la disfunción eréctil en el mundo.

Bajo el nombre comercial de Viagra, en sus primeros 2 años alcanzó ventas por varios millones de dólares.

Las patentes mundiales del citrato de sildenafilo vencieron entre 2011 y 2013 permitiendo a otros laboratorios producir el medicamento de forma genérica.

¿Qué es?

El sildenafilo se encuentra dentro del grupo de medicamentos llamados inhibidores de la fosfodiesterasa 5(PDE5).

Es una enzima específica de los cuerpos cavernosos y responsable de la degradación de GMPc.

Actúa como un vasodilatador periférico que provoca un aumento del flujo de sangre en ciertas áreas del cuerpo, incluyendo el pene.

También este efecto se produce a nivel del sistema vascular pulmonar y suele ser indicado para relajar los músculos lisos de esta zona.

El sildenafilo en presencia de estimulación sexual restaura la función eréctil al aumentar el flujo de sangre en el pene. Además de aumentar la calidad de las erecciones.

Debe utilizarse con precaución en pacientes con deformaciones anatómicas del pene como fibrosis cavernosa o enfermedad de Peyronie. Y en pacientes con enfermedades que les pueden predisponer a sufrir priapismo.


Se recomienda tomar 1 hora antes de la actividad sexual y su efecto dura 6 horas.


El sildenafilo se puede tomar en cualquier momento, desde 4 horas hasta 30 minutos antes de la actividad. Siempre y cuando no se tome más de una vez cada 24 horas.

Si se toma junto con alimentos con alto contenido de grasa transcurrirá más tiempo para que el medicamento surta efecto.

Efectos secundarios del sildenafilo

Como cualquier medicamento el sildenafilo puede causar reacciones alérgicas y tener efectos dañinos, aunque no todas las personas los sufran.

Por lo general son de intensidad leve o moderada y de duración corta.

Los más comunes son:

  • Dolor de cabeza.
  • Enrojecimiento facial.
  • Mareos.
  • Vómitos.
  • Dolor en el pecho, manos, hombros, espalda.
  • Disnea.

Otros efectos menos frecuentes son la pérdida de la visión o visión borrosa, dolor de ojos, presión arterial baja y desvanecimiento.

Además de accidentes cerebrovasculares, sangrado de la nariz y disminución o pérdida repentina de la audición, desmayos y convulsiones.

Se han notificado casos de priapismo.

Si existe una erección que dura más de 4 horas, hay que acudir con el médico inmediatamente.

Contraindicaciones

La principal contraindicación para los inhibidores de la PDE5 es la toma de nitratos, medicamentos que se prescriben para la angina de pecho. Debido a que pueden provocar la caída de la presión arterial de forma brusca.

Se recomienda antes de su uso consultar al cardiólogo para valorar los siguientes aspectos y asegurarse que la toma del medicamento es segura:

  • Si se está administrando nitratos para angina de pecho.
  • La existencia de una enfermedad coronaria activa.
  • La presión arterial baja.
  • Si se está tomando medicamento para la epilepsia, para el VIH o anticoagulantes orales.

¿Requiere prescripción médica?

Actualmente existen 4 opciones en el mercado para tratar la disfunción eréctil;

Sildenafilo (Viagra)

Tadalafilo (Cialis)

Vardenafilo (Levitra)

Avanafilo (Spedra)

Estos medicamentos sí requieren prescripción médica pero lamentablemente son fáciles de obtener en el mercado negro.

Se pueden encontrar generalmente de venta en sex shops y online sin ningún tipo de regulación, supervisión médica ni garantías.

Muchas de estas pastillas son falsas, pueden contener muy poco ingrediente activo o ser sustituido por otro desconocido.

En España el mercado negro de medicamentos supera los 1,500 millones de euros anuales, esto es casi el 15% del total del mercado negro europeo.

Por estas razones, Pfizer ha tenido que cambiar el embalaje de las cajas de Viagra; ayudando a los médicos y pacientes a diferenciarlo de los medicamentos falsos.

Además del fraude que esto representa, los riesgos para la salud son altísimos. Pues son fármacos producidos con muy baja calidad, de forma clandestina y con sustancias desconocidas.

Junto con el mercado negro el uso recreativo del sildenafilo representa un problema serio para las autoridades.

Con la llegada del genérico, el acceso es más fácil para la gente debido a su menor costo; y lo utilizan para aumentar el rendimiento y disfrute sexual sin pensar en los riesgos para la salud que esto conlleva.

Diferencias entre el Viagra y el Cialis

De las opciones en el mercado el sildenafilo (Viagra) y el tadalafil (Cialis) son las más conocidas y utilizadas.

Viagra

Viagra

Relaja los músculos del pene y aumenta el flujo de sangre al mismo para facilitar la erección.

Viene en forma de píldora azul y está disponible en dosis de 25mg, 50mg y 100mg para tomarse por vía oral.

Tadalafil

Tadalafil

 

El Tadalafil es conocido comercialmente como Cialis fue desarrollado en los Estados Unidos por una firma de biotecnología llamada ICOS y su comercialización fue hecha por Eli Lilly.

Es una píldora anaranjada, disponible con dosis de 5mg, 10mg y 20 mg, a tomarse por vía oral.

La principal diferencia con el sildenafilo es la duración de su efecto, que puede llegar a las 36 horas.

Por eso muchos la llaman ‘la píldora del fin de semana‘.

Otra ventaja del tadalafil es que su absorción no se ve afectada por la ingesta de comidas grasas o alcohol.


Si te agrado este artículo puede interesarte los mitos y realidades de la vasectomía ¿Es reversible?


Conclusión

El sildenafilo es una medicamento seguro en la mayoría de los casos, que sigue ayudando a miles de personas con la disfunción eréctil.

Al ser un medicamento de prescripción médica la consulta con el especialista es fundamental.

Se debe evitar por cualquier motivo adquirir cualquier medicamento por otro medio que no sean los previstos dentro de la ley y sólo si se presenta el padecimiento para el cual están prescritos.